Home / Remedios Naturales / Cómo curar aftas y llagas en la boca

Cómo curar aftas y llagas en la boca

Cómo curar aftas y llagas en la boca. Las causas por las que tienen la posibilidad de mostrarse las lesiones en la boca son variadas, pero las resoluciones son semejantes. Te contamos cómo aliviarlas y cómo puedes evadir su aparición más adelante.

Cómo curar aftas y llagas en la boca
Cómo curar aftas y llagas en la boca

Pueden ser muy chiquitas o pequeñas y, a la vez, muy moles tosas. Duelen, molestan y están en un espacio muy húmedo como para curarse inmediatamente. Por esto, necesitas hallar un óptimo método hecho en casa para remover las aftas y llagas lo más acelerado viable.

¿POR QUÉ SE MUESTRAN LAS AFTAS Y LLAGAS EN LA BOCA? Cómo curar aftas y llagas en la boca

Aunque son lesiones que se muestran con mucha continuidad, la verdad es que no se conoce con exactitud por qué se muestran. Lo que se sabe y conoce es que las llagas y aftas afectan al 20 % de la gente. Causan mal e irritación, tanto al comentar como al comer.

Pueden ser de dos tipos: sencillos o complicadas. Las primeras se muestran algunas ocasiones al año y duran una semana, precisamente, en personas entre los 10 y los 20 años. Las complicadas son menos recurrentes y las sufren quienes ya han padecido alguna clase de úlceras bucales.

La aparición de llagas puede estar relacionada con numerosas causas. Algunos componentes que las desencadenan son:

  • Estrés.
  • Ingesta de comestibles ácidos o cítricos.
  • Lesiones por algún utensilio o comida
  • Sistema inmunitario o debilitado.
  • Problema nutricional o una patología gastrointestinal.
  • Ortodoncia.

Hay que prestar atención a las aftas y a los herpes, que tienen la posibilidad de ser iguales en relación a su fachada. El herpes labial está provocado por un virus fácil y es contagioso, las aftas no. Además, el primero puede mostrarse en otros sitios del rostro, como los labios, la nariz y debajo de la barbilla.

En caso de que poseas una úlcera bucal, los indicios que deberías presenciar son ardor y sensación de hormigueo lamentable, además llagas redondas, blancas o grises con enrojecimientos en los bordes. De igual modo, probablemente halla fiebre e hinchazón de ganglios linfáticos.

Lo bueno de las llagas y  aftas bucales es que desaparecen, la mayoria de las veces, por sí solas. El mal puede ser muy irritante, pero lo considerable es no posar la lengua ni los dientes en el sitio, por más que sea una “tentación”. En un tiempo de siete a diez días, estas van a ser un mal recuerdo.

REMEDIOS NATURALES PARA SANAR LAS LLAGAS Y AFTAS

SAL

Se encuentra dentro de los antisépticos más baratos y efectivos que hay. Es un enorme aliado para sanar las llagas naturalmente; únicamente debes combinar una cucharada chica de sal en un vaso de agua no muy caliente y enjuagar la boca, realizando énfasis en la región donde tienes la llaga. Escupe el agua y reitera ese desarrollo por lo menos tres ocasiones al día.

De a poco, irá disminuyendo el mal y la molestia. Hay personas que eligen por tomar un grano de sal gruesa y frotarlo en la llaga. El inconveniente de esto es que crea más mal e irritación, por lo cual no está sugerido.

Cómo curar aftas y llagas en la boca
Cómo curar aftas y llagas en la boca

BICARBONATO DE SODIO

Trabaja igual que la sal, como un antiséptico eficiente en estas situaciones. Mézclalo con medio vaso de agua y enjuaga la boca, realizando “buches” sin tragar el líquido.

Además puedes conformar una pasta con una medida pequeña de agua y aplicarla en la llaga; tienes que dejarla unos instantes para que realice su efecto. Después, enjuaga con agua fría sin frotar.

AGUA OXIGENADA

Otro remedio eficaz para las llagas en la boca. Toma un algodón o un hisopo y sumérgelo en agua oxigenada. Aplica de manera directa sobre la lesión tres ocasiones al día. Calmará las afecciones y te va a ayudar a impedir las probables infecciones.

ENJUAGUE BUCAL

Es un remedio no tan “natural”, pero que puede servirte muy para calmar las afecciones en la boca, un alivio inmediato que controlará la formación de las bacterias. No uses bastante enjuague, más que nada si es muy fuerte, porque posiblemente te arda.

HIELO

La propiedad de un cubito de hielo es sanar las llagas de a poco y, a su vez, achicar la hinchazón y calmar el mal. Actúa como un tranqulizante. Coloca un cubito en la región afectada las ocasiones que consideres primordiales al día.

YOGUR

Debido al ácido de la leche y las bacterias que tiene dentro, te va a ayudar a cambiar la estructura del pH de la boca y a vigilar la formación de novedosas bacterias. Come un yogur todos los días, fundamentalmente si sufres aftas y llagas muchas veces. Puedes aplicarlo de manera directa en la llaga o con un hisopo.

LECHE DE MAGNESIA

Tiene un efecto semejante al del yogur. Úsala tres ocasiones al día para que cambie el pH de la boca y esta va a hacer “frente” a las bacterias que acostumbran provocar las úlceras.

Cómo curar aftas y llagas en la boca
Cómo curar aftas y llagas en la boca

CONSEJOS PARA EVADIR LA FORMACIÓN DE AFTAS Y LLAGAS

La deficiencia de minerales o vitaminas causa úlceras bucales. Entonces, es preferible que los incluyas en tu dieta. Otras condiciones que además tienen la posibilidad de producir las llagas son la anemia por deficiencia de hierro o ácido fólico, la celiaquía y la patología de Crohn, por ejemplo.

No dudes en agregar a tu dieta comestibles que contengan hierro, como las verduras de hoja verde, los cereales integrales o la leche, etc.

De igual modo, ten precaución cuando te cepilles los dientes, porque eso puede crear lesiones semejantes a las llagas o irritaciones. Lo mismo cuando comes algún alimento con “punta”, como tienen la posibilidad de ser las galletas, panes, tostadas, etc.

Al final, impide los comestibles ácidos o picantes, la goma de mascar y, no menos considerable, no olvides utilizar hilo dental luego de cada comida para sostener siempre la boca limpia y saludable.

About admin12

Check Also

10 consejos naturales para curar la gastritis aguda

10 consejos naturales para curar la gastritis aguda. Debemos procurar que nuestro estómago no se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *